Visitando el Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra

Navarra, comunidad española situada al Norte de la Península Ibérica, ofrece numerosos paisajes y destinos idílicos, al visitante que le escoge como lugar de aventura turística. Sin embargo, en esta oportunidad, solo haremos mención a uno de ellos.

Se trata del Parque Natural de las Bardenas Reales, denominado así  porque en su época, fue propiedad de los Reyes de Navarra. Que ofrece parajes curiosos y atractivos a la vista, en donde confluyen sistemas desérticos con praderas que destacan por su intenso verdor.

Con una extensión de 42.000 hectáreas, es posible encontrar paisajes semidesérticos, creados por las arcillas y areniscas de la zona, que durante cientos de miles de años han sido víctimas de los embates de la erosión, creando asi formaciones rocosas de forma peculiar, que se denominan mesetas o cabezos, siendo el más famoso del lugar, el denominado Castildetierra que se impone como una escultura natural que domina toda la zona.

Este parque, ha logrado convertirse en una exitosa musa para cantantes, artistas y escenario para numerosas películas, entre las que destacan Airbag”“Acción Mutante”“El mundo nunca es suficiente”, e incluso para series exitosas tales como Game of Thrones.

Para visitarle, no existen restricciones por temporadas, es por ello que le conseguirás abierto al visitante, todos los días del año, desde las 8 am hasta una hora antes del anochecer.  Eso sí, de acudir en invierno o primavera, que no te extrañen las hermosas llanuras verdes que encontraras a tu paso. Y es que en el sitio, se cultiva arroz y cereales diversos.

Este parque natural, es además Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde el año 2000 y posee dos Zonas de Especial Conservación para Aves. E incluso cuenta con un área destinada a la práctica de tiro, de los cuerpos militares.

Otros datos que debes saber, antes de embarcarte a este paraje, es que las rutas ya se encuentran señalizadas, por lo cual los paseos fuera de estas al igual que los ascensos están prohibidos, para resguardar la orografía de la zona.

Eso sí, puedes recorrer dichos caminos de forma autónoma o a través de las muy recomendadas recorridos guiados que te mostraran rincones escondidas en el lugar. Bien sea a pie, a caballo, bicicleta o vehículo a motor, pasear por las Bardenas Reales se convierte en una experiencia inolvidable.