Visitando el Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra

Navarra, comunidad española situada al Norte de la Península Ibérica, ofrece numerosos paisajes y destinos idílicos, al visitante que le escoge como lugar de aventura turística. Sin embargo, en esta oportunidad, solo haremos mención a uno de ellos.

Se trata del Parque Natural de las Bardenas Reales, denominado así  porque en su época, fue propiedad de los Reyes de Navarra. Que ofrece parajes curiosos y atractivos a la vista, en donde confluyen sistemas desérticos con praderas que destacan por su intenso verdor.

Con una extensión de 42.000 hectáreas, es posible encontrar paisajes semidesérticos, creados por las arcillas y areniscas de la zona, que durante cientos de miles de años han sido víctimas de los embates de la erosión, creando asi formaciones rocosas de forma peculiar, que se denominan mesetas o cabezos, siendo el más famoso del lugar, el denominado Castildetierra que se impone como una escultura natural que domina toda la zona.

Este parque, ha logrado convertirse en una exitosa musa para cantantes, artistas y escenario para numerosas películas, entre las que destacan Airbag”“Acción Mutante”“El mundo nunca es suficiente”, e incluso para series exitosas tales como Game of Thrones.

Para visitarle, no existen restricciones por temporadas, es por ello que le conseguirás abierto al visitante, todos los días del año, desde las 8 am hasta una hora antes del anochecer.  Eso sí, de acudir en invierno o primavera, que no te extrañen las hermosas llanuras verdes que encontraras a tu paso. Y es que en el sitio, se cultiva arroz y cereales diversos.

Este parque natural, es además Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde el año 2000 y posee dos Zonas de Especial Conservación para Aves. E incluso cuenta con un área destinada a la práctica de tiro, de los cuerpos militares.

Otros datos que debes saber, antes de embarcarte a este paraje, es que las rutas ya se encuentran señalizadas, por lo cual los paseos fuera de estas al igual que los ascensos están prohibidos, para resguardar la orografía de la zona.

Eso sí, puedes recorrer dichos caminos de forma autónoma o a través de las muy recomendadas recorridos guiados que te mostraran rincones escondidas en el lugar. Bien sea a pie, a caballo, bicicleta o vehículo a motor, pasear por las Bardenas Reales se convierte en una experiencia inolvidable.


Parque del Retiro. El corazón verde de Madrid

El Parque El Retiro, es considerado uno de los pulmones naturales de Madrid, sin embargo, dada su céntrica ubicación y la relevancia que tiene para los propios, me parece más apropiado calificarlo como el “corazón verde”.

Pues bien, se trata de una zona que discurre entre 125 hectáreas donde se localizan más de 15.000 árboles, incluyendo el  Ciprés Calvo, antiguo árbol de Madrid, el más viejo de la ciudad y al que se le estiman aproximadamente 400 años de edad. Sería algo asi como el Central Park madrileño.

Ahora bien, se trata de un lugar ideal para visitarle en domingos, con la familia, o para los turistas y visitantes, cualquier momento y día es oportuno, no obstante, si se trata de recomendar, las mejores temporadas para visitarle serian la primavera y el otoño. Y es que este sitio no se trata de un parque más, sino de un lugar donde es posible entretenerse con cultura, deporte y por supuesto ocio.

Las opciones son múltiples, y te recomiendo que el recorrido, lo comiences desde la famosa Puerta de Alcalá, ubicada en la Plaza de la Independencia. Disfruta luego, del típico paseo en remo por el Estanque Grande, admira el Monumento a Alfonso XII. O incluso, distráete por el  Paseo de las Estatuas, denominado asi por la gran cantidad de esculturas de Reyes Españoles.

Pero además, existen muchas otras que hacer y conocer dentro de este parque. Por ejemplo, la Fuente de la Alcachofa. Realmente atractiva a la mirada. Existen zonas destinadas a la cultura, en donde se muestran constantemente exhibiciones destacadas, por ejemplo en el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal.

Otras curiosidades serían, la fuente que representa al Ángel Caído, que se cree es la única escultura o monumento a nivel mundial que existe en honor al Diablo. Claro, no se trata de un mensaje demoníaco sino más bien de la representación del momento en el cual Lucifer es expulsado de los cielos.

La Fuente de Los Galápagos, en homenaje al nacimiento de Isabel II, es otra parada obligada. Y si acudes en fines de semana, disfrutaras de teatros de títeres cercano al Estanque y el Templete de Música, que ocurre cada mañana dominguera de primavera y otoño.


El Caletón, la piscina natural de Garachico. Un idílico lugar de rélax

Para quienes tienen pensado visitar la Isla de Tenerife, pero aún no tienen muy en claro qué sitios y cuales serian los mejores lugares que disfrutar, en esta ocasión quisiera contarles de un rinconcito especial, de esos en los que la madre naturaleza se esmeró por entregarle grandes atractivos para que podamos maravillarnos de ellos.

Empiezo por adelantar, que para llegar a esta zona de Tenerife deben trasladarse al noroeste de la isla, específicamente al municipio Garachico, que pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Esta zona, destaca por sus hermosas calles, edificios y caserones y fortalezas de visible antigüedad.

Pero además, son pocas las personas que conocen la historia del resurgir de Garachico. A lo largo de los siglos XVI y XVII, este poblado se erigía como el más importante puerto comercial de la isla de Tenerife. De allí, que la mayoría de sus construcciones se remonten de esa época. Pues bien, seria en el año 1706, cuando el volcán Trevejo entraría en erupción, acabando por completo con todo su puerto y con él, la economía y florecimiento de la zona.

Garachico, sin embargo no se quedó en las penumbras, poco a poco comenzó a renacer de sus cenizas, hasta convertirse en el hermoso lugar del que hoy queremos rescatar su hermosa piscina natural. Me refiero pues, a El Caletón.

Y si hago mención al volcán Trevejo, es porque producto de la lava que expulso en su momento, y que entró en contacto con el agua marina, que la solidificó, se formaron las exóticas formas que hoy confluyen en esta piscina natural.

Se  trata de una zona muy deseada por los turistas que visitan Tenerife, sobre todo en verano. Y pese a que normalmente son de aguas mansas, siempre es bueno estar alerta al oleaje marino, que en ocasiones se torna caprichoso.

Esta piscina natural, es adecuada para todos los visitantes, que no solo se deleitaran con un baño en sus aguas, sino también con la exquisita gastronomía de la zona, caracterizada por productos marinos locales.

En el sitio, se localiza también el Castillo de San Miguel, creado para defender a Garachico de invasiones, y que fue fundado en el año 1575 por el Rey Felipe II.